16
Ene

Conoce la “energía distribuida”

16 Ene 2021
0

El modelo de distribución de energía del siglo XX, consistía en grandes centrales eléctricas alimentadas con carbón, hidroelectricidad o gas, que generaba electricidad la que se distribuía a través de una red centralizada. En la actualidad todo ha cambiado, gracias al avance de la tecnología, agregando nuevas fuentes de generación de energía y flujos bidireccionales, conocida como energía distribuida. Los parques eólicos y solares a gran escala son un gran aporte en el suministro de energía. En Australia muchas casas ya cuentan con paneles solares en las azoteas, generando de esta forma su propia energía, la cual pueden almacenar con sistema de baterías domésticos. Esta energía distribuida está haciendo que cambie la forma de consumir electricidad, lo que permite a los usuarios reducir el consumo durante los períodos picos, para equilibrar la red.

Beneficios de la energía distribuida
La confiabilidad ha surgido como resultado de una fuerte preocupación a medida que la red lucha por garantizar el suministro. Todo ello para satisfacer a la enorme demanda, en particular en las horas picos, cuando se necesita un costoso respaldo para mantener todas las luces encendidas.

La llegada de los recursos distribuidos energéticos (DER), es una fuente de energía descentralizada generada por la propia comunidad. Esta energía distribuida está cambiando la red. En la práctica, los recursos energéticos son unidades o sistemas de energía renovable, que se encuentran generalmente en casas o negocios para proporcionarles energía.

También s ele concoe bajo el nombre de “detrás del medidor”, porque la electricidad se genera o se suministra “detrás” del medidor de electricidad en el hogar o negocio.  Algunos ejemplos comunes de energía distribuida son las unidades solares fotovoltaicas en la azotea, almacenamiento de baterías y de energía térmica, vehículos y cargadores eléctricos. Así como también medidores inteligentes y tecnología de gestión de energía doméstica.

Los DER pueden incluir generación renovable y no renovable detrás del medidor, almacenamiento de energía, inversores (dispositivos electrónicos que cambian corriente continua a corriente alternada), vehículos eléctricos y otras cargas controladas (aparatos medidos por separado como sistemas de agua).

Las redes eléctricas son más dinámicas y complejas que nunca. Frente a las crecientes instalaciones de energía renovable que aportan energía a una infraestructura envejecida, el almacenamiento de energía se ha convertido en un foco importante.
FUENTE: OK Diario

Leave A Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *